Belleza sin límites


Ver guatemala coban semuc tikal en un mapa más grande

En Cobán nos recibió Pancho, un fanático de VW y de la Coca Cola el cual nos ofreció quedarnos en una cabaña en las afueras de la ciudad. El lugar se llama Orquigonia y es una especie de santuario a las orquídeas. La familia Archila se ha dedicado por tres generaciones a clasificar, conservar y mimar a las orquídeas.





El trabajo que están haciendo es impecable y muy interesante. Realizan visitas guiadas e interactúan con toda una red de turismo comunitario, un concepto muy interesante. Pancho nos recibió muy bien a pesar de que no tenemos una Combi VW, nos abrió la puerta de Orquigonia para que nos quedemos cuanto queramos. En la cabaña también estaban alojados Maxi y Miriam, un argentino y una mejicana viajeros con los cuales pegamos muy buena onda. Los chicos junto a Pancho estaban trabajando en el proyecto de construcción de un domo hecho de super adobe, una técnica constructiva que combina la versatilidad del tradicional adobe con materiales de la modernidad para conseguir mayor resistencia y durabilidad. Nos sumamos al proyecto sin dudarlo pero pasaron los días y la lluvia complicaba los trabajos, al final se suspendió el proyecto hasta la temporada seca. De todas maneras pasamos 20 días en la cabaña con esporádicas visitas a Cobán. Pancho y la familia fueron muy amables con nosotros.



Hasta nos invitaron el tradicional fiambre para celebrar el Día de los Muertos, una fecha muy importante para los guatemaltecos donde los cementerios se visten de fiesta, todo es adornado y las familias van a visitar a sus seres queridos fallecidos de una manera más alegre de la que estamos acostumbrados nosotros. Inclusive nos comentaban que había gente que desenterraba los huesos, los limpiaba y cuando terminaba el día los volvían a su lugar. De todas maneras esto último no es la práctica habitual. Lo que sí es interesante es el hecho de tomarse a la muerte de una forma más natural y no tan trágica.
También aprovechamos a pasar por la planta de Tropigas Cobán los cuales muy amablemente nos regalaron la carga de gas para nuestra garrafa viajera aparte de ayudarnos comprando muchas artesanías para mujeres, hermanas, abuelas, tías y sueg… bueno eran buenas personas pero tampoco vamos a mentirles.



El 7 de noviembre de 2012 llegamos a Lanquín que es un pueblito a unos 60 kilómetros de Cobán. Muy chiquito y entre montañas, lo recorrimos en seguida y después de almorzar paramos en el camping de la entrada donde arreglamos para dejar la Besta estacionada. Nuestro objetivo era llegar hasta Semuc Champey, un sitio donde un río turquesa forma unos piletones preciosos. Pero nos comentaron muchos que el camino hacia allá era demasiado para nuestra camioneta así que decidimos ir en transporte público. Fieles a nuestra costumbre conseguimos el más barato y al otro día salimos temprano para el lugar.
Las camionetas que hacen este recorrido no son aconsejables para personas mayores o niños, se viaja en la caja junto a 10 o 12 personas más por un camino que está calamitoso, cada metro que transitábamos agradecimos no haber traído la Besta.
Semuc Champey es simple y llanamente el destino que más nos gustó de Guatemala, es algo increíble. Vamos a tratar de explicar como se formó.



Un río turquesa socavó el terreno calcáreo hasta que se formó un cañón, luego uno de los lados del profundo cañón se desmoronó y formó un puente enorme de piedra.



El río sigue pasando por abajo y sale unos 500 mts. más adelante mientras que el agua que se ve en los piletones nada tiene que ver con el río, sino que es de las montañas que están a ambos lados.



Excursión altamente recomendada para visitar un lugar totalmente distinto a lo común, nos volvimos a la tarde directo a dormir porque el viaje fue bastante agotador y nadamos mucho.



Dentro del parque se camina varios kilómetros y además se trepa para llegar al mirador donde la vista deja sin palabras a cualquiera.





Al otro día nos retiramos de Lanquín muy contentos por semejante despliegue de belleza que nos había entregado la naturaleza. El destino era el pequeño pueblo de Flores, en medio del lago Petén Itzá. En realidad es una isla que fue unida a la tierra por un puente la cual la hace algo particular. Con un radio de 1,7 kilómetros y una pequeña loma en el centro. El lugar es encantador, ambiente relajado y mucho turismo.



Aprovechamos para desplegar una vez más las artesanías de vidrio fundido con la esperanza de poder reunir el dinero para pagar la costosa entrada a Tikal, nuestro próximo objetivo en Guatemala. En eso aparece un grupo de motoqueros, todos hombres de entre 40 y 60 años, con unas motos BMW increíbles. Estacionaron todos justo delante de nuestro puestito de artesanías. No les dimos mucha importancia ya que no veíamos a unos rudos motoqueros con collares de vidrio y menos aritos de colores. De repente uno de ellos, español, se acerca y queda fascinado con lo que hacemos, decide llevar regalos a la familia. Además le comenta a los otros hombres del grupo los cuales viene apresurados y terminan comprándonos un montón. El principal motivo de tamaña compra, según nos comunicaron después los añosos motoqueros, era la de retribuir el permiso otorgado por sus respectivas mujeres para salir a dar una vuelta en moto. Logramos reunir el dinero para la entrada a Tikal en poco tiempo y más fácil de lo que pensábamos.


Un lugar con tanto Sol y agua dulce no podía dejarse pasar así nomás, en un acto de arrojo lavamos zapatillas.

El 13 de noviembre de 2012 entramos a Tikal que no es ni más ni menos las ruinas mayas más espectaculares de Guatemala. Las pirámides y edificaciones llegan a sobrepasar los 60 metros.


La intrépida autora de la fotografía pegó un salto dentro de la camioneta apenas disparó la cámara.


A la entrada del Parque se puede encontrar uno con una ceiba gigante. A sus pies nos encontramos a Brad Pitt mirando pa´arriba hacia la copa, perdida en las alturas.

Según cuentan los que saben, Tikal era una de las ciudades más importantes comercial, social y culturalmente hablando.
El templo más reconocido es el del Jaguar (45 mts.). Los mayas lo consideraban la puerta al inframundo y posee un gran jaguar tallado en piedra cerca de la entrada.



Otro de los templos más espectaculares es el denominado Templo V . Un buen lugar para tomar un descanso rodeado de selva en medio de Guatemala.



Hay muchas edificaciones increíbles que una vez más nos hacen preguntarnos como hicieron para construírlas.



Para su apogeo allá por el año 200 después de Cristo la población de la ciudad alcanzó 100.000 habitantes aproximadamente según estimaciones científicas.
Y si uno sigue caminando más y más adentro de la selva puede llegar al templo IV. Cuando se sube a la cima de esta edificación uno puede entrar en razón de la monumental tarea que realizaron las antiguas civilizaciones en el lugar.



Las pirámides asoman en medio de la selva impenetrable dejándonos una vista alucinante. Nos quedamos un ratito solos arriba de la pirámide y no podíamos creer que estemos en ese lugar tan remoto y hermoso disfrutándolo con solo mirarlo. El atardecer estaba presente y lo único que se escuchaba era el ruido de la selva, los monos aulladores y pájaros que anunciaban la venida de la noche. Nos fuimos del Parque Nacional Tikal más que contentos viviendo una experiencia inolvidable solo comparable con la visita a Machu Picchu en Perú.





5 comentarios:

Anónimo dijo...

Tres bellezas de untiron!!! Hermoso el reporte. Semuc se ve muy especial. Besitos. Mrs Nora

Anónimo dijo...

impresionante, apasionante, increible, de locos, que lo pario, etc etc etc, todos los adjetivos del mundo. Gracias por este paseo, pero tenian razon menos mal que "no subimos" con la Besta.
Un gran beso
papa Alf

Anónimo dijo...

chicos que lugares !!! gracias por compartirlos con nosotros ,aguante guatemala !! les envio un saludo cibernetico y muy felices fiestas y prospero año nuevo .
nikos

Anónimo dijo...

HERMOSOS PAISAJES , UN SALUDO DESDE SAN MARTIN PROV, DE BUENOS AIRES. ESTAMOS EN UNA ESTACION DE GNC SOY ALAN WAISS EL HIJO DE HENRI EL TAXISTA DE CAPITAL FEDERAL.

Anónimo dijo...

Me encato ver estos hermosos paisajes,los felcito por el gran desafio que emprendieron y que a pesar de los contratiempos, siguen adelante.
El objetivo llegara pronto, y ruego a Dios que a igual que ustedes,se me cumpla el mio...escuchar la vos de mi hijo Fabio.
les mando un gran abrazo y espero poder conocerlos personalmente algun dia.
Hasta siempre Henri el taxista.

Publicar un comentario

en caso de detectar vocabulario indebido o algún tipo de agresión denunciar a aaviajar@gmail.com

para dejarnos un MENSAJE elegir debajo del recuadro, en COMENTAR COMO: la opción ANONIMO