Despedida de Panamá


Ver salida de panama en un mapa más grande

Nos estábamos acercando a la frontera de Panamá con Costa Rica luego de casi 2 meses de recorrido por tierras panameñas. Muy contentos por haber tenido la posibilidad de conocer este hermoso país, que al ser tan pequeño nos brindó la posibilidad de vivirlo a pleno de punta a punta.
El 12 de mayo de 2012 nos fuimos de Las Lajas rumbo a la segunda ciudad más grande de Panamá, David. Nos instalamos en un café con wifi contactamos a una norteamericana que nos recibiría en Potrerillos, un pueblo muy cerca de nuestro próximo destino, Boquete.
Llegamos a lo de Elena, en Potrerillos para pasar la noche. El pueblo es minúsculo y hermoso, un conjunto de fincas y casas con árboles de naranja y maracuyá por todos lados. Nos gustó tanto la casa de Elena que le pedimos quedarnos otra noche más, ella aceptó con gusto, mostrando mucha generosidad.





A la mañana siguiente nos fuimos para Boquete, un destino importante en el país, donde se fusiona el turismo de montaña con visitas a fincas cafeteras, cascadas y muchas flores y como no podía ser de otra manera en Panamá, venta de tierras, casas, chacras, etc.
Nos instalamos en frente de la placita principal y pedimos permiso en un restaurante para poder vender artesanías a la gente que esperaba su comida. Nos fue bien así que decidimos que ese sería nuestro punto de trabajo por los próximos días.
Boquete es atravesado por un río el cual genera una postal con la vegetación de la zona



Al otro día fuimos de visita a una finca cafetera llamada Lérida, situada en la montaña y donde se produce un excelente café. La visita es gratis y muy interesante, la finca es muy linda, un santuario de flores y naturaleza.



Hay que aclarar que toda la zona de Boquete es una flor tras otra flor, de todos los colores, tamaños y formas.
En la finca conocimos a Juan, un panameño que nos llevó muy amablemente a conocer la casa del fundador de la finca, totalmente hecha de madera de la zona cortada a sierra y serrucho y unida con cera de abeja. La casa cumplió hace poco 100 años de antigüedad y se conserva en excelentes condiciones.



También pasamos por la cascada San Ramón, un salto de agua natural al costado del camino muy apropiado para un impás en la travesía.



Y unos kilómetros más adelante, cruzando un puente sobre el río divisamos una explanada perfecta para pasar la noche, en frente de unas formaciones de roca basáltica que utilizan para practicar escalada.



Otro sitio ícono de Boquete al cual acudimos fue un lugar llamado “Tu Jardín es mi Jardín”, una especie de casa con patio enorme donde uno puede encontrar todo tipo de plantas y varias piletas con peces de colores. La excursión también es gratuita.



En la zona a los mosquitos se los mata con Raid, pero pegandoles directamente con el tarro metálico.




Al otro día salimos para la montaña con un rumbo no del todo cierto, el camino comenzó a ponerse complicado para la Besta que no paraba de bramar a medida que el ángulo de la pendiente se hacía más y más grande.
Seguimos con ese ritmo lento por unos kilómetros alentados por la belleza del paisaje.



Luego de una curva divisamos a dos muchachos de a pie que venían transpirando como testigo falso por el sol y la dificultad del trayecto. Nos hicieron dedo y paramos para que se suban. Eran dos australianos viajeros que siempre salían a dedo ya que les gustaba conocer gente nueva. Ese día quedó registrado el “dedo” mas corto de la historia ya que sólo pudimos transportarlos 25 mts. A la Besta se le hizo imposible continuar la subida debido al peso extra de los nuevos compañeros de viaje. Así que decidimos estacionarla a un costado del camino y seguir el trayecto a pie.

No vamos a insultar la inteligencia del lector diciendo que la foto es espontánea.


El tamaño de las hojas evidencia el clima benévolo para todo tipo de cultivos en la zona del valle de Boquete.

En total duramos dos semanas visitando Boquete, en realidad de sábado a martes, día en que se hace una feria de productos regionales y estuvimos con un puesto de artesanía en ella; muchos artesanos acuden y también gente que lleva todo tipo de productos en su mayoría orgánicos para vender.
De despedida almorzamos con Juan y su mujer, el guía de la Finca Lérida con el cual pegamos muy buena onda.



Antes de irnos de Panamá pasamos por David otra vez. Arribamos con la difícil misión de rellenar nuestra garrafita de gas para cocinar ya que venía flaqueando y sin ella debíamos comprar comida hecha tornando muy cara la travesía.
Probamos en la primer planta de gas de la empresa “Panagas” y ni pudimos ingresar, nos mandaron directamente a la competencia. Unos kilómetros más adelante llegamos a la planta de “Tropigas”. Hacía un calor agobiante, nosotros sólo queríamos rellenar la garrafa y salir disparados para Boquete, donde el clima es más fresco. Hablamos con el de seguridad y este llamó a un operario, se llevaron la garrafa y nosotros estábamos afuera de la reja, con gran expectativa. Pasaban los minutos y la incertidumbre crecía, podrían rellenar la preciada garrafa? Parecíamos en una guardia de hospital esperando el resultado de una operación importante. A los 15 minutos vuelve el operario y da el ok, la operación fue un éxito, la garrafa se pudo cargar completamente. Cuando Guille quiere entrar para pagar lo detiene el seguridad y le comunica que debe ponerse algo más decente para ingresar a la planta a pagar. Tenía puesto una bermuda y camisa, justo ese día que se pone bermuda y camisa lo acusan de andar hecho un croto! Era ridícula la situación si consideramos que el sector de cajas estaba a 8 mts. de la entrada principal, teníamos que pagar sólo 3 dólares. Tuvo que volver a la camioneta, que para este entonces ya tenía una temperatura superior a los 50 grados en el interior, sacar del fondo del placard de la ropa un pantalón largo, zapatillas y demás y así volver para que el seguridad dé el visto bueno. Menos mal que andamos con la casa a cuesta, sino no podemos retirar la garrafa del lugar. Parece que esa ropa si era “decente”, aunque faltaban unos detalles de seguridad, le dijeron que tenía que ponerse casco y chaleco reflectivo, esos 8 metros desde la entrada a la caja podían ser fatales si no estaba protegido como corresponde. Ya disfrazado de un integrante de “Village People” pudo entrar y pagar los 3 dólares.
Lo importante del caso es que tenemos gas, prepárense arroces y fideos de Centroamérica!



La noche del 24 de mayo la pasamos al lado de una represa en la montaña, entre David y Bocas del Toro, el lugar era muy solitario y tenía una vista hermosa a todo el espejo de agua, además estaba algo fresco debido a la altura así que salieron unos matecitos para culminar un día movidito.



Finalmente cruzamos la frontera a Costa Rica al otro día. El cruce fue lento pero sencillo, el puente oficial está en reparación así que usamos el alternativo, la foto lo dice todo.



El balance de Panamá es netamente positivo, disfrutamos mucho estos dos meses. La gente que conocimos es increíble y naturalmente es de lo mejor que visitamos.
Ahora estamos en Costa Rica con muchas expectativas, las mismas de cuando salimos. Aquel 5 de diciembre de 2010. Parece que éstas se renuevan con cada país haciendo de este paseo por América una experiencia difícil de explicar con estas simples líneas.

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Jajajajja! Me hizo reir lo de la garrafa! Creo que esta bueno, asi no se desacostumbran tanto de Argentina. Estas pelotudeces, aca, son el pan de cada dia! Hermosas las fotos! Besitoooooosss!!! Mrs Nora

Anónimo dijo...

Chicos!!!! Que hermosas fotos y lugares!!!! Panamá con lo bueno y lo malo, es espectacular!! Buenos vientos en Costa Rica!!! Besos!!!! Lety Raitzin

LENIN URDANETA dijo...

saludos ya en costa rica... bueno saludos desde venezuela nos alegra mucho... Dios en ustedes.

LENIN URDANETA dijo...

saludos ya en costa rica... bueno saludos desde venezuela nos alegra mucho... Dios en ustedes.

Anónimo dijo...

Hay chicos q lindas fotos!!! Dan ganas de salir para allá!! Hermosas las flores y el parque ese: Tu Jardín es mi jardín" Bello bello. Gracias x compartirnos tantas cosas lindas!! Mucha suerte!!!!

Anónimo dijo...

MARACA! te quedaba lindo el casquito

Silvinisima =)

Anónimo dijo...

jajajaj de casco chaleco y ojotas! puro glam! hermosas fotos y relato!!! en cada situación q cuentan me imagino los comentarios de Guillermito! sigan disfrutando!!!! besosss
Macu!

Anónimo dijo...

se ve que la pasaron genial en Panama. Un poco de burocracia no les venia nada mal. Siempre conociendo gente nueva y lugares hermosos para no perder la costumbre. Besos y abrazos.
papa Alf

marquitos!! dijo...

que bien las estan pasando , esos paisajes son un paraiso ! los relatos te dejan con seguir leyendo mas y mas ! sigan asi! un abrazoo!

marquitos (para uds gatius jajajj)

Anónimo dijo...

Qe hermosos paisajes,naturaleza y ustedes ...que ganas de encontrarlos! los queremos y acompañamos...q siga ese hermoso camino...abrazos y besos llenos de amor!!pachi, lihuen y nahi!!!!!

Pato y Naty dijo...

que buena onda!! estuvieron con la berna y Maru !!!!!!!!!!!!!!!

Anónimo dijo...

Los felicitamos chicos los lugares son hermosos y a Ustedes también se los ve bien
Besos, Daniel y Cristina

Anónimo dijo...

me alegro que vaya todo tan bien. Los comentarios, como siempre, vienen fantástico. Un abrazo

Anónimo dijo...

Muchos creen que Panamá es solo un canal. Éste recorrido de unos visitantes extranjeros lo han demostrado..Panamá es verde, es natural, es indígena, es AUTÉNTICA, su nombre en lengua indígena lo dice todO, PANAMA: "ABUNDANCIA DE ÁRBOLES, PECES Y MARIPOSAS".

Publicar un comentario

en caso de detectar vocabulario indebido o algún tipo de agresión denunciar a aaviajar@gmail.com

para dejarnos un MENSAJE elegir debajo del recuadro, en COMENTAR COMO: la opción ANONIMO