La vida es un Carnaval


Ver cumana a merica en un mapa más grande

Para variar venimos algo atrasados con los relatos de este viaje intenso que nos está marcando a fuego en nuestras vidas. Así que vamos a ponerlos al corriente de las últimas semanas en Venezuela.
El 18 de enero regresábamos del aeropuerto de despedir a los papás de Aimé que nos visitaron por esos días y otra vez nos quedábamos en la calle a la merced del destino.
Decidimos estacionar en Playa Zaragoza donde nos dijeron que había un lugar seguro para pasar la noche. Se acababan los días de hoteles y posadas, otra vez a dormir en la Besta, aunque en el fondo ya la extrañábamos. Cuando nos acomodamos llegó una vecina que nos contó que hace unas semanas habían asaltado a una pareja justo ahí y que no era seguro y blablabla, la cosa es que nos dejó un poco intranquilos su comentario así que decidimos visitar a un conocido que tiene un hostel para ver si nos dejaba estacionar en su calle. Atravesamos toda la isla, ya de noche y llegamos al hostel “La casa de María” en la ciudad de Pampatar. Rómulo nos recibió y en seguida nos dijo: se quedan acá el tiempo que quieran. Sorprendidos aceptamos con gusto ya que el hostel es muy bonito. Nos dio una habitación y dejamos la Besta segura. Son cosas que pasan constantemente en el viaje, hacía una hora no sabíamos donde íbamos a pasar la noche y ahora estábamos en un hostel con aire acondicionado, heladera y bien limpito para nosotros solos.





En Venezuela a las bananas se las conoce como “Cambures”, nombre indígena que aún se utiliza como en la mayoría de las frutas y algunas verduras también.



La dueña María es una mujer encantadora que trata a todos los huéspedes como si fueran familia y Rómulo, su hijo, siempre está atento que no falte nada a las personas alojadas. No sólo nos dieron un lugar seguro para quedarnos sino que también nos permitieron enchufar nuestro horno para vitrofusión. Fue por eso que pasamos algunos días concentradísimos confeccionando artesanías.
Guillo tuvo la oportunidad de jugar un partidito al fútbol y también probamos las ya célebres arepas de María.



En playa Puerto Cruz fue donde más nos dedicamos a vender; si bien no fueron muchas las ventas conocimos a muchos compatriotas que venían a veranear a la isla y charlamos bastante.



Por esos días sufrimos otro percance, una manguera de aceite se rajó y perdimos más de la mitad del lubricante del motor, pero después de una limpieza pudimos detectar la fuga y arreglamos el problema sin necesidad de mecánico alguno. El que después necesito una buena limpieza fue Guillo que quedó bañado en aceite.
Nos quedamos dos semanas en la Casa de María que se pasaron volando, el 4 de febrero nos despedimos de María y Rómulo eternamente agradecidos por toda la ayuda que nos brindaron y prometiendo volverlos a visitar a la vuelta de Alaska, dentro de unos dos años aproximadamente.



Cruzamos en el ferry hasta Cumaná y luego seguimos rumbo a Playa Colorada para pasar la noche. Como era sábado había una licorería con la música a todo lo que daba así que hasta la 1 de la mañana no pudimos pegar un ojo, luego dormimos algo. La nota insólita se dio a las 3 de la mañana cuando comenzaron a llegar buses a esa solitaria playita. Llegó uno, atrás otro, atrás otro más y así cayeron cerca de 50 buses llenos de turistas dispuestos a pasar un fin de semana playero. Casi a las 5 de la mañana ordenamos la Besta y seguimos rumbo a la playa vecina Arapito donde la situación era la misma. Sorpresa nos causó ver gente a las 6 de la mañana tomando cerveza y jugando pelota paleta en la playa. Por decisión unánime juntamos todo y partimos rumbo a Caracas.
El anfitrión en nuestra tercera incursión en la Capital era Ricardo, una persona que habíamos contactado por Couchsurfing. Él y su familia viven en el pintoresco barrio de Terrazas del Ávila y nos recibieron de maravillas, con una habitación y mucho cariño lo cual nos hizo muy bien. Ricardo junto a su mujer Vanesa y la bebé Michelle tienen planeado irse a vivir a Canadá en pocos meses así que estaban embalando varias cosas en la casa y vendiendo otras, es por eso que nos llenaron de regalos muy útiles para el viaje.
El edificio está muy elevado y pegado a la montaña en una zona hermosa y tienen hasta agua de surgente que brota de unas canillas en el estacionamiento y de la cual se puede beber perfectamente. Además la ventana principal da a un lateral de la montaña toda cubierta de árboles. Todo un lujo si consideramos que viven formando parte de una de las ciudades más populosas de Sudamérica.
Pasamos 3 días hermosos con esa joven familia, muy cómodos y a gusto, tanto que no teníamos ganas de seguir nuestra ruta, pero los tiempos de permanencia en el país se estaban a punto de vencer así que no nos quedaba otra que continuar.
Nos despedimos prometiendo reencontrarnos en Montreal en su nuevo hogar canadiense. Les deseamos mucha suerte en su nuevo proyecto de vida, ustedes se lo merecen chicos.



Pasamos por Maracay a ajustar el escape en lo del mecánico que nos ayudó con la caja y después visita a la familia de Javier, el dueño de la grúa que nos ayudo en Choroni, cuando llegamos en la tardecita estaba toda la familia reunida y conocimos a nuevos integrantes.



No permitieron que durmiéramos en la calle en la Besta, nos ofrecieron un cuarto para nosotros, arepas y mucho cariño, del cual ya nos tienen acostumbrados.
Inclusive tuvimos que bajar a una polizón que se quería venir a Alaska con nosotros.



Seguimos nuestro camino hacia el Oeste, cada vez más cerca de Colombia y también de la fecha límite para salir de Venezuela. Aceleramos un poco el paso y llegamos bien para pasar un fin de semana muy bueno en Chichiriviche. Maurizio nos recibió otra vez en la posada Aloe, esta vez con un clima excelente lo cual fue muy bueno para que los turistas lleguen al Parque Nacional Morrocoy a disfrutar de los cayos, y bue.. alguna que otra artesanía en vidrio se llevaron.



Nos encontramos con un Chichiriviche de cara lavada, mucha gente de la alcaldía trabajando ya que se avecinan las elecciones y hay que volver a convencer a la gente de que se hacen bien las cosas por más que el resto del mandato el Estado esté ausente.


Para que se den una idea del cambio en esta calle, hubo que talar los arbolitos que crecieron en el cordón cuneta literalmente hablando, tenían más de 2 metros de alto. Y nacieron de la tierrita que se acumula por donde supuestamente tiene que correr el agua, mínimo 2 años de que no pasaba el barrendero.

El 13 de febrero de 2012 continuamos rumbo a Mérida, esa semana era Carnaval y se daba la Feria del Sol, un importante evento que concentra gente de todo Venezuela y Colombia. Todo el camino quedamos maravillados por los contrastes de paisajes que pudimos observar, de la selva al secano, del secano a la montaña.



Nos reencontramos con nuestros amigazos de Sueño Sureño y en seguida armamos campamento en la plaza de Las Heroínas, lugar de donde se sube al famoso teleférico de Mérida, el más largo, alto, y demás records del mundo. El único detalle es que está en mantenimiento y reformas hace 2 años, supuestamente para noviembre de 2012 se reinaugura y va a ser muy bueno para el desarrollo turístico de la zona. A la vuelta prometemos subirnos, cuando esté ya bien probado de que no se cae ningún carrito.
Fueron cuatro días de feria muy buenos y compartiendo los últimos momentos con esta pareja que tanto bien nos hace siempre que los encontramos, cuando nos despedimos sabíamos que iba a pasar mucho tiempo para reencontrarnos, fue bastante emotivo. Podemos decir a estas alturas que tenemos dos nuevos verdaderos amigos, de esos que se les confía todo sin dudarlo, gracias Sofi y Diego por la buena onda siempre, no tanto para su gato Garúa que es medio jodido y a veces araña a Guillo.



Parece que Mérida y la gente de los Record Guiness se llevan bien, porque a parte del teleférico también tienen a la heladería con más gustos de helado del mundo, si señor, en ella pueden encontrar helados de ajo, calamares, arroz con coco o chile picante.


Los cartelitos que se ven en la pared del fondo son algunos de los casi 600 gustos que fabrica la heladería.



Nosotros fuimos bastante sobrios y pedimos una bochita de Cabello de Ángel y otra de jengibre. De todas maneras fue uno de los días más felices para Aimé que estaba como niño en juguetería.

El clima montañoso es muy agradable por estos pagos y el aire extremadamente puro, como se puede observar en los musgos que cubren los árboles los cuales no nacen en un clima contaminado.



Para los viajeros en vehículo que vayan a Mérida recomendamos el estacionamiento en la Plaza Las Heroínas, totalmente seguro y tranqui por la noche.
La Feria del Sol en Mérida es un conjunto de shows, eventos, exposiciones y fiestas que se dan por varios días, los cuales permiten al turísta disfrutar la ciudad en plenitud. Lo lamentable es que uno de esos "eventos" son las corridas de toros que se realizan durante 5 días y en la cuales se torturan y matan a 38 animales inocentes sin ningún tipo de sentido más que el de "entretener". Es insólito que este tipo de "tradiciones" todavía se practiquen y apoyamos de pleno a la gente que se manifestó en contra de forma pacífica demostrando que algunos seres evolucionan mientras que otros siguen estando debajo de la categoría "bestias" y no hablamos de los toros.



Por esos días también decidimos invertir en bienes de capital para la empresa de artesanías “Aprendiendo a Viajar” y adquirimos los materiales necesarios para armar nuestro nuevo manguero versión 2012 turbo, palanca al piso, super pistero. Después de buscar sin suerte en todo Mérida una costurera nos pusimos a coser, 20 horas y 78 pinchaduras de dedo por fin teníamos nuestro nuevo exhibidor móvil el cual nos da la posibilidad de perseguir a esos clientes escurridizos hasta que nos compren nuestras bellas artesanías.



El 22 de febrero dejamos Mérida y partimos para Maracaibo, al otro día debíamos cruzar la frontera si o si o la multa iba a ser letal, pero primero lo primero. Un abogado llamado Victor nos había invitado a almorzar carne en vara, que viene a ser una especie de carne al asador pero sólo con pulpas, al contrario de Argentina que se frecuenta usar más los cortes con hueso. Aceptamos encantados y tuvimos un almuerzo increíble como despedida de la zona. Muy agradecidos a Victor por su generosidad.





El 23 de febrero de 2012 cruzamos la frontera por el lado de Maicao sin problemas. Después de casi 5 meses de estar en Venezuela son varias las conclusiones que pudimos sacar. Demasiada gente chévere conocimos, demasiada belleza pudimos admirar y demasiados momentos lindos vivimos como para transmitirlos todos en unas pocas líneas. Sintetizando podemos afirmar que es un país para conocer, disfrutarlo con tiempo y hablar mucho con la gente, los clásicos sitios “imperdibles”que aparecen en las guías turisticas no son ni el 1% del potencial turístico del país. De mas está decir que la forma más conveniente para recorrerlo es con un vehículo por el bajo costo del combustible. Dejamos para el final el dato más curioso, revisando nuestros registros de cargas de combustible, kilómetros recorridos y costos nos dimos cuenta que recorrimos casi 9000 kilómetros dentro de Venezuela gastando un total de U$s 4 dólares en diesel. No vamos a poner lo que gastamos en cervecitas por que nos da vergüenza.

Hasta la próxima amigos, ya escribiendo desde Colombia rumbo a Panamá y más al norte!!!

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Che, qué lindo! Cuánta gente linda estan encontrando! Me cuesta mucho ver las fotos hoy, pero vi muchos bebés! Qué pasa que hay tanta foto de bebés???? La Besta es chiquita! Besitos. Mrs Nora

Anónimo dijo...

Hermosos los perritos de Romulo y flia! Y es cierto, es una salvajada que sigan teniendo publico las corridas de toros. No hay ningun arte en matar un pobre animal indefenso. Mrs. Nora

Anónimo dijo...

dos cosas, primero... la cara de felicidad de aime en la heladeria y segundo... que onda el sombrero de guille en la foto con los amigos de suenio surenio???

Anónimo dijo...

Como siempre...emocionada con sus relatos y fotos!!! Dan ganas de visitarlos y sentir esa increible energia q generan mas de cerca!los queremos con el corazon...y les deseamos un hermoso camino a Centroamericaaaaaaa...aaaaaaaahhhhh!!!! abrazos y besos de amor!!!!
Pachi, Nahi y Lihuen!

Anónimo dijo...

Chicos exelente viaje, les cuento que acabo de vender el fondo de comercio aqui en el sur asi que calculo no mas de 4 meses y estoy en las rutas, aun no hemos concretado la comrade la besta 4x4 pero esta mas cerca que nunca cumplir nuestro sueño, muchas gracias por el correo que enviaron. saludos JuanPablo&Cristina

Ignacio Lorenzo dijo...

Compañero, te escribo para compartir el blog que estamos escribiendo sobre nuestro viaje por centroamérica: www.vivecomoviajas.blogspot.com
Abrazo y Buena Vida!

LENIN URDANETA dijo...

saludos aime y guille... le amamos

Publicar un comentario

en caso de detectar vocabulario indebido o algún tipo de agresión denunciar a aaviajar@gmail.com

para dejarnos un MENSAJE elegir debajo del recuadro, en COMENTAR COMO: la opción ANONIMO