El 2012 arranca con visitas


Ver maracay caracas isla margarita en un mapa más grande

Arrancamos la primer entrada del 2012 con un super GRACIAS a todos los que de alguna u otra manera se preocuparon por el problema que tuvimos con la caja de la camioneta e intentaron ayudar desde su lugar. Fue inmensa la cantidad de mensajes con diferentes propuestas de ayuda que recibimos, nos sentimos respaldados por una especie de equipo de Fórmula 1 virtual que nos da una gran mano cuando más lo necesitamos.

Ahora si nos metemos de lleno en el relato de los hechos acontecidos las primeras horas del año.
La situación era complicada, entre buses y taxi logramos llegar al aeropuerto de Caracas a tiempo para recibir a los papás de Aimé que llegaban de visita. La Besta quedó en Maracay (150 kms. de Caracas) estacionada en la calle con absolutamente todas nuestras pertenencias más las pertenencias de los pobres mendocinos viajeros. Nos pudimos contactar con Gustavo y nos tranquilizó diciéndonos que los chicos no necesitaban de forma inminente su equipaje.
Nos fuimos a un hotel a pasar año nuevo de la mejor manera posible aunque con un sabor amargo.



El 1 de enero en Caracas y en toda Venezuela es feriado y se respeta a rajatabla.
Salimos a pie a recorrer la ciudad y pasamos por la Plaza Venezuela.



No teníamos casi comida y estaba todo cerrado, pero entrada la tarde ya comenzaron a abrir algunos lugares para comprar. Recién el 2 de enero salimos para Maracay para intentar resolver el problema de la caja de cambios rota. Todos los talleres que nos recomendaba la gente estaban cerrados, la primer semana del año es de vacaciones para todo el país y la cosa se complicaba más y más. De casualidad encontramos a un mecánico cerca de donde estaba la Besta al cual le preguntamos si se animaba a revisarla, él accedió en seguida, se lo veía muy confiando así que le dimos una oportunidad, otra no nos quedaba tampoco, además Javier, el dueño de la grúa que nos ayudó lo conocía y recomendaba.


Lo que más costó fue empujar la camioneta arriba de la grúa.

Resumiendo las mil y una idas y venidas que tuvimos se puede decir que el mecánico, más conocido como Nené, bajó la caja, la desarmó y encontró dos piezas importantes con un desgaste muy grande, las cuales hacían fallar totalmente el sistema. Para los fierreros que les interesen los detalles técnicos del asunto pueden encontrarlos AQUI.
Obviamente las dos piezas desgastadas no se encontraban en toda Venezuela, preguntamos en Argentina y se conseguía una de la dos y salía carísima y la otra había que pedirla a Corea y tardaba tres meses, también averiguamos en Colombia y Estados Unidos sin éxito. Fue entonces que Nené mandó a hacer las piezas a un tornero de confianza y para el viernes las teníamos listas para instalar.



Nos costó demasiado toda la movida de la ruptura, de todas maneras siempre se puede sacar algo positivo de las cosas, conocimos gente muy buena como la familia de Javier, gente divina que nos brindó todo su apoyo desinteresadamente y nos hizo las cosas un poco mas fáciles, muchas gracias!!



Esos días de incertidumbre los tratamos de mitigar haciendo viajecitos por el día a Ocumare, Choroní y la Colonia Tovar.
El sábado 7 retiramos la camioneta y a la tarde la probamos bien ya que al otro día queríamos salir si o si, los papás de Aimé venían de vacaciones y todavía no habían visitado prácticamente nada, además el plan era ir a la gran Sabana venezolana y acampar en algunos lugares naturales.
El domingo nos levantamos a las 5:30 de la mañana para salir bien tempranito para Puerto La Cruz, a unos 400 kms. de Maracay, pasando por Caracas. Cargamos todo y todavía medio dormidos nos subimos a la camioneta. Cuando la vamos a arrancar ésta no enciende. Para este punto queríamos aprovechar el bajo costo del combustible en este país para hacer una gran fogata con la Besta. Ese domingo fue nefasto, no sólo por el madrugón y la frustración sino también porque el mecánico hasta el otro día no trabajaba. Un día perdido más.
El lunes de vuelta al mecánico, el cual limpió una válvula que tenía una basurita y no dejaba pasar combustible y aparentemente el problema se solucionó.
Por fin el martes pudimos salir los cuatro para lo que sería nuestro siguiente destino, Puerto la Cruz. La Besta cuando falla, falla a lo grande.
Pero luego de tantas vueltas ya habíamos hecho unos 400 kms. perfectamente, todo un logro, la caja quedó espectacular. Hicimos noche en un hotelcito bastante lindo y al otro día teníamos la intención de seguir más al Este a la playa peeeeero no… la camioneta otra vez no quiso arrancar. No sabíamos si perdernos en el alcohol, si contratar un chamán del Amazonas para que haga algo o ir de rodillas desde Venezuela hasta Luján. Otra vez a buscar mecánico, no conocer a nadie, una ciudad extraña, etc, situaciones que no son para nada agradables, pero tocan vivir en un viaje de este tipo. Ojalá fueran todas buenas experiencias pero lamentablemente no es así.
Dimos con una persona que nos sugirió revisar los precalentadores para ver si estaban funcionando. Como no conseguimos mecánico metimos mano nosotros, cambiamos los cables fusible de los precalentadores y arrancó en seguida, así que compramos las terminales y cables nuevos, hicimos el cambio de todo y quedo joya. Lo que pasaba es que esos cables estaban algo sulfatados, desgaste natural por el paso del tiempo, y hacían que los precalentadores fallen.
Con la Besta en marcha pasamos por Playa Arapito y luego paramos en Playa Colorada que es una playita muy tranquila la cual sirvió para calmarnos un poco y relajarnos después de tantos tragos amargos que nos hizo vivir la camioneta.





Nos decidimos por esta parada ya que un local nos dijo que acá cuidaba un tal “Guachiman” que era el encargado de la vigilancia del lugar. Nos llamó mucho la atención el peculiar apodo, después caímos que el susodicho era el “watchingman” o “vigilante” en inglés.
Por fin Mercedes y Michel podrían disfrutar un poco del Caribe. Nuestra “habitación” se la cedimos a ellos (léase, durmieron en la camioneta) y nosotros armamos la carpa al ladito del mar.



Nos quedamos dos días que fueron hermosos, muy buen clima en el paraíso. El espectacular marco natural se funde perfectamente con las lanchas de madera de los pescadores locales.



Luego seguimos rumbo a Mochima, aún más al este del país, donde salen lanchas que llevan a los turistas por el día a varias playas dentro del Parque Nacional homónimo. Nosotros fuimos a Playa Blanca y después de media hora de lancha aproximadamente llegamos y de pura casualidad allí estaban los mendocinos.



Ya habían recuperado su equipaje y se habían quedado acampando por estas playas.
Totalmente recomendable este paraíso, de arena super blanca y olas moderadas, hay algunas opciones para comer bastante buenas también. Aprovechamos que había algo de gente para ofrecer nuestras artesanías y después a disfrutar del excelente día playero.



El 14 de enero nos subimos, Besta incluída, al ferry que une la ciudad de Cumaná con Isla Margaita (205 bolívares camioneta más chofer y 70 bolívares por persona extra). La embarcación tardó 4 horas y media para llega a destino pero el viaje fue muy tranquilo.




Nos dijeron que estemos 3 horas antes del horario de partida del ferry para hacer la cola y así subir al planchón, pero es totalmente innecesario estar tan temprano, en la cola del vehículo aprovechamos para hacer algunas tareas pendientes como arreglar las reposeras y tejer macramé para nuestro alicaído stock de pulseras.



Disfrutamos mucho la estadía de Mercedes y Michel, nos alojamos en dos posadas muy bonitas y recorrimos muchas playas acompañados por un clima bastante bueno. Así conocimos playa Parguito, El Agua, El Tirano y las playas de Juangriego, cada una con su particularidad. Las tres primeras es donde se concentra todo el gentío, la infraestructura de restaurants es un poco más importante aunque bastante sencilla.
Las playas cerca de Juangriego son más atractivas al ser pequeñas, la que más nos gustó fue Puerto Cruz, donde se encuentra el Hotel Hesperia. También son bastante interesante Zaragoza y Guayacán.


Mirador al Hotel Hesperia y playa Puerto Cruz.


Playa Guayacán con sus típicos botes de pescadores locales.


Playa Zaragoza con su pintoresco faro.


Vista de playa Parguito desde el morro.

Lo bueno de Margarita es que hay tantas playas alrededor que se puede elegir según las características que uno busca, con o sin viento, marea tranquila o agitada y hasta se puede elegir si uno quiere ver el atardecer en el mar o no.
El 17 de enero estuvimos de festejo, era el cumpleaños de Michel, 40 años + 10 de yapa, gran acontecimiento que festejamos a lo grande.



Conseguimos un pedazo de atún que hicimos a la parrilla. Acá en la Isla el kilo de este pescado vale alrededor de 5 dólares si uno lo compra en la calle. Estuvo espectacular poder probar ese manjar que hizo acordar a carne de vaca por el color y textura. Las velitas viajeras se hicieron presentes para un nuevo e importante festejo de cumple feliz.

Al otro día acompañamos al aeropuerto de Margarita a Mercedes y Michel, nos despedimos de ellos por que salían ese mismo día de vuelta a Argentina. Nos hizo muy bien ver a la familia, es una de las cosas que más se extraña en un viaje de este tipo. Esperamos que el 2012 siga con más sorpresas tan agradables como esta.

7 comentarios:

Ana Vidal dijo...

Aimé!!! qué hermosa esta experiencia, a pesar de todos los problemas!!! Me alegra mucho que andes por esto en la vida. Abrazo grande

Anónimo dijo...

Que felicidad leerlos y verlos en familiaaa!!!!!dan ganas de encontrarlos...q sigan esta hermosa ruta llena de luz el 2012!!!!!!!los amamos!pachi, lihuen y nahi

Anónimo dijo...

Bueno, fue muy dificil, pero al menos conocieron el Paraiso!!!! Maravillosas playitas!!! Mrs Nora

Rubens dijo...

Bueno me alegra que hayan solucionado !!
una estría, mirá vos, todo este lio por una estría, muy buena la solución de mandarla a hacer con el tornero.
Les cuento para los cables que se sulfatan, hay un spray, viene de varias marcas, son limpiacontactos, lo pueden comprar en casas de electricidad o electrónica, tírenle eso a cuanto terminal vean que es bueno de verdad, le tiran el spray y con un cepillito que bien puede ser uno de dientes viejo le pasan y sale toda la mugre. Con eso se olvidan de los problemas de sulfatos que son producto del tiempo que hace que la besta está a la intemperie y cerca del mar.
Háganlo que sale muy barato, les insume poco tiempo y les va a evitar dolores de cabeza como que dejen de andar calentadores o luces o alguna otra cosa eléctrica.

Me alegra mucho que sigan en ruta y como todos los demás que seguimos aventuras y desventuras de viajeros como ustedes, esperamos que actualicen más seguido !!

es que somos chusmas vió...

un abrazooooo
Rubens

Marquitos dijo...

q bien !, a pesar de los males de la besta , pudieron estar en familia! ademas es admirable la buena onda q siempre hay en toda esa gente q conocen dia a dia.
Esos paisajes no paran de sorprender!!! me re alegra de verlos bien!! les mando un abrazo!!

buena suerte!

Marcos.. (gatiuz ja)

LENIN URDANETA dijo...

excelente nos alegramos mucho por ustedes seguimos de cerca su gran aventura animo y adelante es fantastico que se sepa en esta pagina no solo el gran placer de aprender a viajar sino el valor humano tan descalificado por los medios de comunicacion social, es fantastico ver las fotos y leer los relatos de gente tan maravillosa amando incondicionalmente a unos extraños aventureros en un viaje fuera de lo comun es increible ver como Dios se abre paso en ustedes aime y guille ,,, es lo maximo gracias por compartir todos estos sentimientos y emociones fuera de lo comun con nosotros y todos los que segumos su blog... hasta la proxima aventura

LENIN URDANETA dijo...

excelente nos alegramos mucho por ustedes seguimos de cerca su gran aventura animo y adelante es fantastico que se sepa en esta pagina no solo el gran placer de aprender a viajar sino el valor humano tan descalificado por los medios de comunicacion social, es fantastico ver las fotos y leer los relatos de gente tan maravillosa amando incondicionalmente a unos extraños aventureros en un viaje fuera de lo comun es increible ver como Dios se abre paso en ustedes aime y guille ,,, es lo maximo gracias por compartir todos estos sentimientos y emociones fuera de lo comun con nosotros y todos los que segumos su blog... hasta la proxima aventura

Publicar un comentario

en caso de detectar vocabulario indebido o algún tipo de agresión denunciar a aaviajar@gmail.com

para dejarnos un MENSAJE elegir debajo del recuadro, en COMENTAR COMO: la opción ANONIMO