Acelerados por Perú


Ver cusco - lima - chimbote en un mapa más grande

El 20 de abril de 2011 tras reencontrarnos con nuestra querida camioneta-hogar después de haber visitado Machu Picchu nos dirigimos hacia Cusco. La ciudad estaba como siempre, muy complicada de tránsito, las calles estrechas no invitaban a recorrerla con la Besta y estábamos todavía muy agotados del viaje y recuperándonos de la intoxicación que sufrimos unos días antes así que por unanimidad decidimos seguir viaje hacia un poblado más tranquilo. Pero antes de seguir viaje teníamos que averiguar como salir de Cusco, tarea nada fácil sin gps, se nos borraron los mapas de Perú por esos días y estábamos otra vez déle preguntar y preguntar. Es muy común en Perú que al preguntar por un camino o calle se reciba la respuesta “e´ frente” con un ademán indicando una curva para algún lado lo que a uno lo descoloca bastante. De todas maneras preguntamos unas 74 veces y pudimos encontrar la vía para salir de la histórica ciudad y que nos llevaría hacia nuestro próximo gran destino… Lima.
Estábamos algo apuraditos por esos días ya que en migraciones de Perú sólo nos habían dado 30 días de estadía en el país y si superábamos ese plazo nos cobraban multa al salir. Lo curioso es que a la Besta le dieron 90 días de permiso para permanecer en el país. ¿Las autoridades peruanas pensarían que se manejaba sola como el auto fantástico? La cosa es que veníamos apretados con los días ya que perdimos varios por la enfermedad y ahora tendríamos que recuperar en la ruta el tiempo perdido así que salimos para Lima vía Nazca y no vía Arequipa ya que la distancia era menor. A Nazca llegamos el 22 de abril después de recorrer uno de los tramos más largos y complicados del viaje. Transitamos a más de 4500 m.s.n.m. lo que hace que la camioneta se ahogue muchísimo y su rendimiento en las subidas sea pésimo, no superábamos los 20 kms. por hora en varios lugares. En la parte más alta pudimos observar nieve y las nubes desde arriba, era como viajar en avión… pero lento.



La cantidad de curvas y contracurvas que trepan y descienden las montañas por esta zona son incontables, hay que transitar con mucho cuidado sobre todo porque los buses peruanos tienen la triste fama de ocupar el carril contrario de la ruta cuando toman las curvas y eso lo comprobamos cada vez que cruzamos uno de estos monstruos de frente.
El paisaje es impresionante y más espectacular aún es la transición del verde intenso de esos valles con la aridez que se observa cuando se está llegando a la costa.




El descenso de unos 2500 mts. en menos de 100 kms. hace que los oídos se tapen y duela un poco la cabeza, el terreno se vuelve totalmente desértico. Nos encontrábamos en la parte norte del Atacama peruano y ahora la temperatura se volvía agradable otra vez. Ya en Nazca buscamos un alojamiento porque veníamos de dormir en el patio de un restaurant, en estaciones de servicio o estacionados en la calle y muy cansados de viajar tanto, fueron 3 días de más de 7 hs. de conducción cada uno y merecíamos un poco de civilización, léase ducha de agua caliente.
Al otro día partimos con intenciones de conocer las famosas líneas de Nazca, extrañas figuras trazadas en el terreno del desierto con más de 200 mts de longitud por una civilización pre incaica. El problema fue que el costo de volar en avioneta sobre las mismas era muy elevado y desde el cerro mirador no se veía nada así que seguimos rumbo al norte por la costa con Lima como destino.
Gran emoción fue la de reencontrarnos con el Océano Pacífico, la última vez había sido en Viña del Mar, Chile. Veníamos de atravesar Bolivia y gran parte de Perú siempre a gran altura por terreno montañoso y ya estábamos alucinando que éramos Heidi y Pedro, teníamos que bajar al nivel del mar urgente.
El 23 de abril hicimos noche en una playa concurrida llamada Cerro Azul, muy linda y además vendimos algo. Veníamos muy mal con las ventas desde Bolivia aunque sospechábamos que a esta altura empezaríamos a encontrar más turismo interesado en nuestras artesanías y así fue.



Al otro día llegamos a la famosísima ciudad capital del Perú, Lima. Teníamos que llamar a un contacto que teníamos allá por medio de la página www.couchsurfing.com .
De entrada el tránsito se hacía notar, nos hizo acordar a La Paz pero con terreno más llano y más pintoresco. Después de una gran perdida y algunas llamadas por teléfono pudimos encontrar el barrio donde vivía Dante con su familia. Este simpático limeño nos abrió las puertas de su casa el mismo domingo de Pascua. Resulta que Dante y familia están muy acostumbrados a recibir gente de Couchsurfing y por ese día éramos como siete visitantes extranjeros en su casa entre mejicanos, ingleses, alemanes y argentinos. Por suerte nosotros dormimos muy cómodos en el estacionamiento y la pasamos genial. La familia nos adoptó de forma maravillosa, muy agradable experiencia de la cual quedamos eternamente agradecidos.



El 25 de abril de 2011 nos fuimos al centro de Lima en bus para conocer la ciudad. Quedamos muy impresionados ya que el centro está impecable, los edificios históricos en excelente estado, las plazas y avenidas muy limpias y bastante seguridad rondando por todos lados.




Una de las visitas que hicimos fue al Convento de San Francisco. Fue el primer convento de Lima y vio crecer la ciudad desde su fundación.



La visita incluye un paseo guiado muy interesante con mucho contenido histórico, esculturas y pinturas a montones pero la parte más llamativa es cuando se desciende a las catacumbas que se encuentran bajo el Convento. Éstas fueron descubiertas en los años 50 recién, los exploradores se encontraron con miles de esqueletos humanos allí. Por tradición la gente cuando fallecía era enterrada bajo las iglesias ya que se creía que así accedería más fácilmente al cielo y es por eso que más de 25.000 personas fueron sepultadas bajo los cimientos de este convento. Cuando ya no había más espacio fue el mismo San Martín que estableció una ley para fundar el Cementerio de Lima aunque sin mucho éxito ya que los familiares de los fallecidos se negaban a enterrar a sus seres queridos en un lugar que no sea bajo el convento. Mucho tiempo después se logró imponer la ley y enterrar a los fallecidos en el cementerio. Los científicos se encargaron de desenterrar todos los huesos y clasificarlos para su estudio. La visita se vuelve algo terrorífica cuando se va pasando por una especie de sótano húmedo y montones de huesos humanos yacen alrededor. Además nos llamó la atención el “decorado” que realizaron los científicos ordenando tibias, fémures y calaveras humanas.


No se puede tomar fotografías en la visita pero sin querer se apretó el disparador en una de las tétricas salas.

Por estos días el papá de Dante también nos llevó a un “planchador” (chapista en argentino) el cual nos arregló el portón lateral de la Besta que venía fallando y dejaba entrar el “chiflete”. Jugamos fútbol y cocinamos, hicimos un poco de vida familiar y el 27 de abril decidimos partir un poco obligados por que el 8 de mayo debíamos salir de Perú y todavía quedaba toda la ruta del sol por las playas peruanas.
Los días que siguieron fueron de mucha playa, entrando a pueblitos de pocas casas, sin prácticamente gente y con mares de buenas olas y arena agradable. Los atardeceres por esta zona hipnotizan al espectador mientras que las bandadas de pájaros se interponen entre uno y el Sol haciendo más lindo el espectáculo.



Si el lector es asiduo de nuestra página notará que en la entrada actual todavía no se reportó falla alguna en el vehículo en que nos movilizamos mÁs conocido como la Besta. Si usted piensa que no nos pasó nada en 1000 kms. recorridos por la costa peruana permítame calificarlo de ingenuo. Por supuesto que hubo problemas y graves!. Resulta que a unos 25 kms. de un pueblito llamado Casma, después de doblar una curva sentimos un fuerte ruido bajo nuestros asientos que es donde se encuentra el motor. Frenamos en la banquina de una ruta inhóspita para ver que había sucedido, era raro por que la camioneta seguía en marcha. Cuando miramos dentro del motor nos percatamos que el ventilador del radiador había explotado partiéndose en mil pedazos los cuales algunos estaban incrustados en la protección del capot. Por suerte ninguno cortó mangueras o el radiador en sí. Otra vez tirados en la ruta y la cosa estaba fulera ya que era una ruta semidesértica. Pero como ya estamos bastante curtidos con estas situaciones en vez de desesperar nos pusimos a actuar. Unos kilómetros atrás habíamos cruzado un móvil policial así que fuimos a ver si nos daban una mano. A la hora los policías estaban junto a la Besta. Con su celular llamamos al seguro ya que todavía teníamos la cobertura que habíamos contratado en Bahía Blanca que cubría Perú, era justo para estos casos que adquirimos el producto con una grúa mensual. Llamamos al seguro pero nos dicen que el traslado nos saldría alrededor de 300 dólares ya que la grúa salía de Lima y nosotros teníamos cobertura solo por 100 kms. a lo que respondimos que mejor era que nos lleven al próximo pueblo que era mucho mas cerca y listo. Obviamente que se lavaron las manos así que debimos buscar otra solución. Al final decidimos avanzar hacia Casma así como estábamos y frenar cuando la temperatura subiera ya que el resto de la camioneta funcionaba perfecto. Escoltados por la poli llegamos a la primera estación de servicio luego de parar unas cuantas veces para que la Besta se enfríe ya que sin ventilador el agua hervía fácil. Luego de pedirnos la “colaboración” los policías se fueron y nosotros nos quedamos en ese pueblito sin saber que hacer. Preguntando nos dijeron que en Chimbote podían tener repuestos Kia así que Aimé se quedó cuidando la camioneta y Guille se fue a tomar la combi hacia el destino la cual tardó una hora. El calor que hacía era agobiante, llegado a la zona de las casas de repuestos preguntó en la primera y mostrándole los pedazos de plástico dieron con un ventilador igualito al de la Besta pero el vendedor dijo que era de otra marca. Como el motor es Mazda original sonaba lógica la explicación. De vuelta en Casma y con ayuda de un mecánico que tenía su taller al lado de la estación de servicios en donde estábamos estacionados nos ponemos manos a la obra. Pero obviamente pasó lo que no tenía que pasar, el ventilado era igual salvo que quedaba muy atrás y tocaba con algunos plásticos y cosas dentro del motor. Viendo que el destino estaba emperrado una vez más con estos humildes viajeros decidimos usar un poco más de materia gris para resolver el problema. Al final le pusimos unos suplementos de tuercas entre el ventilador y su sostén (la Besta es mujer) y ahí ya no tocó más en ningún lado. Resuelta la cuestión mecánica seguimos viaje.
En una de las paradas para cargar combustible conocimos a un personaje genial llamado Ricky, el dueño de la estación de servicios Repsol de la ciudad de Chimbote, el cual se mostró fascinado con nuestro viaje desde el primer momento y nos vistió de empleados de la empresa regalándonos franelas, un mameluco, un sweter y gorras para los dos. Muy agradecidos Ricky.



Y así llegamos al final de esta entrada, espero haya sido de su agrado y lo esperamos la próxima ya con noticias desde Ecuador, muchas gracias por pasar!

12 comentarios:

Anónimo dijo...

AIME!!! ADELAGAZASTE UNA BANDA! BIEN AHI WILLYTA!!!

Silvinisima

Anónimo dijo...

Veo que esta todo en orden: conocieron gente estupenda y la Besta se rompio. Besosssss. Mrs Nora

Anónimo dijo...

Vamos guille y aimee!!!! Sigan adelante!!!!!
Como siempre muy buena redaccion!, y me encanto las aclaraciones lindos lugares, y como resolvieron todo!

Nacho sanguinetti

Anónimo dijo...

chee, no pensaron en comprarse una 0 km. (femenina), son "agarraditos" los dos. LOs felicito porque se ve que las experiencias los hace mas ingeniosos y les resulta mas facil las soluciones, me parece, digo....
Excelente material lo ofreciod, gracias

Papa de M.Oriente

Anónimo dijo...

Hay chicos, me encanta leer de su viaje!! Los felicito por el coraje y la garra q le ponen al tema!!! Me encanta como cuentan las cosas, si parece una telenovela! jaja re lindo todo y las fotos excelentes!! Un beso grande de parte de la flia Iommi.
Marian y Pablo...
PD: Espero con muchas ganas las próximas noticias!!

Anónimo dijo...

''el mundo es como un libro, y aquellos que no viajan leen solo una pagina''

ustedes chicos están leyendo mucho mas que un libro...los felicito y sigan disfrutando de todo esa libertad de viajar...

nico leiboff

LUIS POVAZSAN dijo...

Chicos, la verdad es que se nota que lo están disfrutando, a pesar de algunos inconvenientes casi lógicos. Me gustó esa parte del sostén y la aclaración de que la Besta es mujer, muy bueno. Los paisajes por donde anduvieron veo que son increíbles, y pensar que aún no llegaron a la mitad del recorrido. Leí un comentario sobre la redacción que hacen, y opino lo mismo, es muy bueno y en partes cómico, sobre todo en la parte donde la cámara "se disparó" sola...realmente despierta una sana envidia lo de ustedes, se ve que se llevan bien y son muy compañeros, más allá de ser una pareja. Bueno, supongo que como toda pareja, ya habrán tenido algún cruce de palabras por culpa del cansancio, pero eso no lo van a publicar...bueno, que la suerte los siga acompañando, les mando un gran abrazo sureño, y a seguirle dando hasta Prudhoe Bay!!

Anónimo dijo...

HOla chicos, les saluda Elly Frias, no se si me recuerdan, tuve el gusto de proporcionarles informaciòn turistica en la ciudad de Machala-Provincia de El Oro-Ecuador,en la oficina de Itur.

POr saludarlos y felicitarlos, que bien suenan todas sus narraciones, nos transportan via imaginacion a sus aventuras...y nos dejan con esos deseos de salir corriendo y empezar un viaje similar.

Espero que su estadia en Ecuador, les haya gustado y resultado positiva cada experiencia.. Que hayan tenido el gusto de conocer gente hospitalaria en cada region de Ecuador y cada país que visitan.

Espero que su viaje no quede solo en conocer lugares divinos (como seguro lo estan haciendo), sino que cada experiencia en los pueblos y comunidades y cada compartir con sus pobladores sea la oportunidad de vivenciar toda la diversidad de culturas y comportamientos, enriqueciendo asi el espiritú generoso y liberal que nos caracteriza a los sudamericanos.

Espero con ansias la narración de su estadia en Ecuador.

Saludos chicos y exitos en sus rutas..bendiciones.

Att. Elly Natalie.

aprendiendo a viajar dijo...

gracias por la buena onda en los comentarios!! nos hacen muy bien, da gusto que la pagina sirva para hacer volar con la imaginacion a otras personas.

Elly Frias, muchas gracias por la info, muy recomendable para todos los que visiten Machala, GRACIAS!!

felisa janyistabro dijo...

viajeros los sigo desde que salieron. Sigan les mando mucha energía positiva .Buenísimo los comentarios y las fotos espectaculares. Un fuere abrazo a los tres (lease Besta)

Anónimo dijo...

Fuerza chicos! a Seguir adelante y vivir aventuras. Muy lindo todo el viaje que han hecho hasta ahora. Mas de lo que muchos en toas su vida! La envidia sana sigue estando presente en cada redacción. Los mejores deseos en lo que sigue. Pablo Garcia.

Anónimo dijo...

Buenisimo chicos, ya los estaré siguiente, me gustaría susbribirme al blog para seguir los diarios cuando se publiquen, vean que el blogspot en algún lugar debe dar la opcion, sinó lo encuentran me dice y veo si les investigo el tema que tengo internet y algo mas de tiempo. O abran un facebook para ir siguiendolos. Saludos, excelente relato, espero yo poder salir también para allá a fin de año con la familia

Publicar un comentario

en caso de detectar vocabulario indebido o algún tipo de agresión denunciar a aaviajar@gmail.com

para dejarnos un MENSAJE elegir debajo del recuadro, en COMENTAR COMO: la opción ANONIMO