Villa Pehuenia y ... calma...


Ver mapa más grande
(nota: en Google Maps no aparece el paso a Chile por Icalma que es el que hicimos sino que se muestra el paso por Pino Hachado.)

Al mejor estilo televisión seguimos este vertiginoso ritmo de posteos ya que conseguimos una excelente conexión a internet y andamos algo atrasados y con bastante tiempo libre.
Pero para no irnos por las ramas pasamos a relatar lo acontecido estos últimos días que fueron bastante intensos y emotivos.

La familia se alojaba en una cabaña en Villa Pehuenia así que nosotros nos pasamos todos los días haciendo base ahí pero durmiendo en la camioneta ya que no había camas disponibles y la verdad es que en la Besta se duerme súper cómodo.

El 1 de enero del 2011 a la mañana fuimos a almorzar a una playita hermosa que da al Lago Aluminé y de ese almuerzo "heredamos" una embarcación.



Ahora también estaremos surcando los ríos, lagos y mares de América, igual falta práctica en materia de remo ya que la mayoría de las veces quedamos girando en medio del agua.



Al otro día el clima estaba medio feucho, paseamos por la villa, comimos algo, fuimos a un mirador, comimos algo, recorrimos la costa del Aluminé, comimos algo y después ya nos agarró hambre así que nos fuimos a la cabaña a merendar y se hizo la hora de la cena, así que seguimos comiendo un poco más... el clima frío exige muchas calorías para soportarlo.

El 3 de enero salimos a quemar energía, decidimos escalar el Volcán Batea Mahuída. Dicho volcán está cerca de la Villa en un área de la comunidad Mapuche, el camino es muy lindo y se pueden apreciar araucarias (o pehuenes) milenarios.



Se puede llegar en vehículo hasta la laguna que posee el volcán en su cráter y el costo de la entrada es de $8.

El ascenso nos tomó una hora y media a ritmo lento y parando para sacar fotitos, además jugueteamos en la nieve y almorzamos arriba cerca del acantilado.
Una experiencia genial, pocas veces se tiene la posibilidad de compartir un almuerzo en la cima de un volcán, ni Mirtha Legrand lo hizo.







También compartimos en familia otras playas del Lago Aluminé que posee una claridad alucinante, lo más parecido a una piscina... fría.




Y el anteúltimo día nos fuimos para Nompehuén y al Lago Ñorquinco, los mismos en que acampamos hace unas semanas, visitamos las cascadas otra vez y a la gente del ecocamping, muy buena onda.
También pasamos por el lago Moquehue que está pegadito al Aluminé unidos por lo que llaman La Angostura.



Entre tantas visitas nos hicimos una escapada al centro de Villa Pehuenia para ver si podíamos vender algo de artesanías. No había mucha gente así que entramos en un local que nos había sugerido la mamá de Aimé, medio resignados, por suerte la dueña era muy coqueta y fanática de la bijouterie así que nos compró absolutamente todo el stock, nos dejó sin nada y además encargó varios pares de aros y anillos más grandes.

El viernes 7 la familia siguió rumbo a Bariloche y nosotros nos quedamos en el camping Municipal ($20 por persona, no cobran la carpa ni el estacionamiento, agua caliente y baños excelentes) instalados para trabajar, teníamos mucho laburo por delante.
Afortunadamente llegamos con todo lo que queríamos hacer y al otro día hicimos otra buena venta en el mismo lugar, salimos muy contentos y además apurados ya que ese mismo día queríamos estar en Temuco y ya eran las 6 de la tarde.



Encaramos la aduana del lado argentino con confianza, ahí nos tocó que un bahiense nos hiciera los papeles de la camioneta, empezábamos bien. Luego avanzamos unos kilómetros hasta cruzar la frontera.
El paso elegido fue el de Icalma, es todo de ripio en estado normal y un poco angosto en algunos lugares.



Ya en Chile el control fue casi nulo, nos aseguramos que nos firmen la entrada al país hermano y pasamos sin revisación alguna muy campantes.

Los próximos 50 kilómetros fueron de ripio y como algo de tierrita entra en la camio quedamos con una mugre importante, lo único que queríamos era llegar a Temuco y encontrarnos con quien sería nuestro anfitrión, Iom Montalba, un flaco que contactamos por www.couchsurfing.com. Esta página sirve para encontrar gente dispuesta a alojar viajeros y es muy buena herramienta para el tipo de viaje que estamos haciendo.




Cuando llegamos al asfalto todo fue más llevadero, paramos en un pueblito a comprar algo de fruta y empezó el lío del tipo de cambio, cada precio había que sacar la cuenta así que entrenamos un poco el bocho con las matemáticas.

Y por fin terminaba un largo día, estábamos a metros de Temuco, cruzando un puente de aproximadamente 200 mts llegábamos a la ciudad, cansados, llenos de tierra y con los últimos rayos del sol.... peeeeeero pasó lo inesperado....en medio del estrecho puente lleno de autos que iban y venían en caravana la Besta se negó a acelerar.
El motor quedó en marcha pero no andaba el acelerador, el cable no estaba cortado.
Y de repente el motor se detuvo... nos miramos y no sabíamos que caracho hacer, no podíamos tener tanta mala suerte, los autos nos pasaban cuando podían porque de frente también venían varios, todo un lío.
Intentamos empujar la camioneta con la ayuda de un hombre que pasaba que abandonó después de hacer menos de 3 mts.
Seguimos intentando empujarla pero faltaban más de 100 mts. para llegar al otro lado del puente, era imposible…
Por suerte al rato paso un hombre que se apiadó, enganchamos su camioneta a la nuestra y nos llevó a tiro hasta la estación de servicio más cercana.
Y ahí quedamos en la estación, de noche, en un lugar que no conocíamos y sin saber qué hacer.
Luego de inspeccionar y aplicar nuestros conocimientos (nulos) de mecánica llegamos a la conclusión de que puede ser un problema de inyección.
Pedimos permiso en la estación para pasar la noche o dejar la Besta ahí y llamamos a Iom a ver si teníamos suerte... pero no contestaba nadie en el teléfono.
Nos acordamos que habíamos anotado el teléfono fijo y el celular también en la notebook, así que la prendimos y llamamos a su celular, por suerte esta vez atendió y en una hora estaba con nosotros, con un amigo en un auto para ayudarnos.
Bajamos las cosas más importante de la camioneta y nos fuimos al hostal ya que mecánicos a la madrugada no andan, menos un sábado y menos chance tendríamos al otro día siendo domingo.




Y así es la vida, a veces te da, a veces te quita, este problema nos sirvió para conocer a una persona muy buena que nos está alojando en un lindo lugar y nos ofrece todo para que estemos bien, el tema de la camioneta lo resolveremos el lunes o cuando sea, pero no hay palabras para agradecerle al hermano chileno que sin conocernos nos tiende esta mano enorme.

Como hasta el lunes no podemos hacer nada nos quedamos paseando por Temuco que es un ciudad muy linda, relato y fotos de Temuco la próxima...

7 comentarios:

Anónimo dijo...

No se preocupen chicos, ya se va a solucionar lo de la camioneta. Lo que me preocupa es si estan comiendo bien! Alucinantes paisajes! Los quiero, ... y basta! , pq ya empiezo a lagrimear. Un beso. Mrs Nora

marquitos! dijo...

nooo q sal!! de seguro la besta sale como trompada del meca .. despues altos paisajes!!! hermossos lugares! toda la mejor suerte !!! un saludo!

Anónimo dijo...

hermosas fotos... besos miles y muy buen viaje. gas

Anónimo dijo...

Muy buenos paisajes! excelentes! éxitos y que sigan bien!! besos. Martín, Lola y Lu.

Anónimo dijo...

Que lindo! No me olvido mas cuando bajamos ese caracol en la cordillera con Belen hace dos años en un Twingo jajaja que lindo... Valparaiso no me gustó, parece la Boca... debe ser porque soy de River, pero Viña... mas lindo que Mardel! disfrutenlá que es una ciudad hermosa y no dejen de comer empanadas de queso y camarón son buenísimas jajaja!!! Un saludo grande a los dos! (próximo destino... La Serena?)

Pablo.

Anónimo dijo...

Hola Chicos!! muy lindas las fotos, estoy acelerando el paso para poder seguirlos (por esta vía) en el viaje.
Nosotros estamos a punto de comprar un terreno, pocas cosas te fijan más a un lugar que comprar un terreno, supongo que sólo lo supera construir sobre ese terreno y por supuesto estar debajo de él.
Bueno niños, sigan disfrutando de esa experiencia fascinante, los queremos mucho.
Mateo, Inés y Alf.

PD: Guille sos más eficiente rompiendo juguetes que arreglándolos, se volvió a salir la rueda de la moto de Mateo.

Anónimo dijo...

hola chicos,, están muy lindas las fotos,, mi novio y yo también hicimos una excursión por esos lugares en el veranos,, y por lo bien y bonito que lo pasamos quisimos volver ahora en el invierno, a ver la otra cara de la moneda, o sea con nieve,, y de verdad se lo recomendamos porque el paisaje es espectacular,, chaoo

Marlene y René

Publicar un comentario

en caso de detectar vocabulario indebido o algún tipo de agresión denunciar a aaviajar@gmail.com

para dejarnos un MENSAJE elegir debajo del recuadro, en COMENTAR COMO: la opción ANONIMO